Libros y Lecturas

Lunes. Bar Alcalá. Conversación con un jugador de Scrabble. “Miro muchos programas de palabras” me dice. ¿En la televisión? Claro, claro. También viejos programas en YouTube. Algunos programas españoles. “Los españoles tienen los mejores programas de adivine la palabra, de etimología, de preguntas y respuestas. Acá hubo algunos buenos, pero van y vienen. Ellos tienen una tradición.” ¿Y usted a que se dedica? Soy historiador, respondí. Estuve tentado de decirle que era lingüista. Para el caso, era igual de verdad. Pero hubiese sido incómodo. Como decirle futbolista que trabajaba de árbitro de fútbol. “El ritmo es una forma trazada en el tiempo” decía Ezra Pound.

Lunes. Dentro de un libro de arquitectura de mi padre, una biografía crítica de Louis Kahn, encuentro un folleto que promociona el jardín de infantes del Club Italiano, el lugar donde yo hice mi jardín de infantes, mi más primera escolaridad. Desde luego, en ese momento no sabía leer. Así que leo eso ahora, más de treinta y cinco años después. El jardín se llamaba “Paso a paso.” El folleto está amarillento por el tiempo. Paso a paso. No está mal esa consigna. En ese jardín aprendí a nadar con el profesor Lentino que me llegó a entrenar cuando era adolescente. Paso a paso. No recuerdo haber leído ni una letra en esa época, lo cual me da una idea de felicidad.

Lunes. La pornografía termina donde empieza la soberanía nacional.

Me gustaría que pensemos en las bibliotecas que conocemos, pero no las bibliotecas públicas, sino la bibliotecas privadas, nuestras bibliotecas domésticas, las bibliotecas de nuestros amigos, las bibliotecas de nuestros abuelos, las que hay en nuestras casas, las que se ven en las casas de fin de semana.

Lunes. En Ezeiza, el avión que iba a salir a medianoche se demora. Mientras espero leo a los presocráticos. Salgo de madrugada. Llego a Recife en la primera mañana. Y a Porto de galinhas al mediodía. Por la ley Eusebio de Queirós, en el siglo XIX, Brasil prohibió la importación de esclavos. Los traían de contrabando y los entraban por este puerto natural usando las mareas. Galinhas era la forma clave de llamar a los esclavos para no despertar sospechas en Recife. De una forma retorcida tiene sentido que ahora sea un lugar turístico. Pero ¿quienes son las gallinas hoy? Chegaram galinhas de Angola!

1/ Hoy leemos y aceptamos un lenguaje fragmentado. ¿También lo demandamos? Los textos de largo aliento no parecen de esta época. Circulan entre nosotros como mojones de otras épocas. El entrenamiento fragmentario es en la web: una gimnasia constante, moderna, atravesada y potenciada por la tecnología de las pantallas. No lo sabemos, a veces lo olvidamos, lo internalizamos, pero hoy todos leemos todo el tiempo. Desde luego, seguimos consumiendo los géneros de la modernidad, la novela, el ensayo, el tratado, el manual, pero a esa base iluminista se le superpone la lectura digital, de pantallas, paradigmáticamente la del teléfono. Ya con esto tenemos para pensar y repensar varias perspectivas: un instrumento que se imaginó y construyó para hablar y escuchar hoy sirve para leer y escribir. Al parecer la tecnología no puede borrar con tanta facilidad, como decían en su momento los agoreros del caso, la lengua de nuestras vidas y remplazarla por sonidos e imágenes.

Lunes. Termino de leer El ABC de la lectura y recorro mis subrayados. Encuentro varios. Copio este: “La confusión que se ha producido en la mente pública tiene una causa muy simple: el deseo de obtener algo a cambio de nada, o aprender un arte sin trabajar.” Ezra Pound en 1968. Vale.

Viernes. Axel Díaz Maimone resulta un conocedor extenso de la ciudad y nos comenta, mientras caminamos, la historia de los edificios, monumentos, parques y casas. Tomás Downey que se hospeda conmigo a veces parece en otro canal, pero siempre es amable y señala la gran cantidad de casas abandonadas. (A veces lo veo como el protagonista de una película de Sundance.) Necochea le parece decadente, algo olvidada por sus propios habitantes, y yo, que coincido, agrego que es gótica en esa decadencia esperanzada. (No me animo a decir que eso me seduce, esa opacidad, esas penumbras polvorientas.) Pienso: “Es una hermana menor de Mar del Plata, que también quiere reventarse en verano y dormir en invierno, como la hermana mayor.” Ah, pero las playas y el mar son mucho, mucho mejores que las playas y el mar de Mar del Plata.

Lunes. Sobre Avenida Libertador, a un viejo se le cayó la billetera. Papeles, documentos y billetes se esparcieron cerca del cordón de la vereda. El hombre los fue juntando uno por uno, con cansancio, de forma lenta. La gente lo miraba. Si hubiese mostrados los genitales habría sido apenas un poco más impúdico. Pero no mucho más.

Lunes. Tomo el subte en Primera Junta para ir hasta Balvanera donde, por Mercado Libre, compré Sloterdijk y lo político de Margarita Martínez. Cuando bajo en la estación, el cielo está apenas nublado. Ya en Miserere el gris tapa todo, con ese color de mármol sucio que realza la entera dimensión depresiva de la ciudad. Me hago con el libro en la puerta de un edificio. El vendedor me despide y empieza a llover. La lluvia es ligera pero al mismo tiempo concentrada y copiosa. Bajo al subte y hojeo el libro. Cuando salgo a cielo abierto en Acoyte, la lluvia sigue pero hay sol. En un minuto, un minuto y medio, que espero abajo de una marquesina, la nube pasa. Camino hasta la feria de libros del parque. El sol es fuerte como si nunca hubiese llovido. Los puestos de la feria ya no están donde estuvieron los últimos veinticinco años.

SECCIONES

Crónicas + Desinformadas

¡Basta de selfies de mascotas!

Por: Cicco

A la ola de selfies domésticas en tiempos de cuarentena y bodrio encerrado, se le suman ahora las fotos de mascotas en todas sus poses y estados anímicos, 24hs full...

Opina Deporte

Hablar sencillo

Por: Pablo Llonto

Ahora que vuelven los entrenamientos, es decir ahora que tendremos un cambalache de palabras y latiguillos que están a punto de cumplir cien años (¿vieron que la mayoría de los...

Actualidad

Rubinstein: "Es necesaria una comunicación más proactiva de la prevención"

Por: Redacción

El ex ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, sostuvo ayer en un extenso hilo de Twitter su mirada crítica sobre el accionar del Gobierno frente a la pandemia: "Si algo aprendimos...

Actualidad

Brandoni: "La sociedad se ha comportado de manera magnífica ante la pandemia"

Por: Redacción

Hoy en la emisión de La Cornisa TV por La Nación Más, Luis Majul entrevistó a Luis Brandoni. El popular y destacado actor en un mano a mano con el...

Libros y Lecturas

Lugones una vez más

Por: Juan Terranova

Lunes. David Lynch es de capricornio a 30 grados. Lo acabo de googlear. Era evidente. See the job. Do the job. Stay out of misery.

Actualidad

¿Qué aprobación tienen los principales referentes políticos en el contexto de pandemia?

Por: Redacción

Hace más de cuatro meses que la pandemia ha determinado en el país un escenario de crisis y emergencia. En ese contexto algunos temas han quedado superados por otros, y...

Mundo Cine

La santísima trinidad del cine político en el siglo XXI (Parte 1)

Por: Javier Porta Fouz

Hay gente que afirma que el cine de estos últimos años tiende a eludir enfrentarse a su tiempo, a sus problemas, a sus encrucijadas políticas y de otros órdenes, que...

Hiper Show

"The last dance": para los fanáticos del básket y de Michael Jordan

Por: Redacción

El último baile o The last dance es una serie documental que se puede ver en la plataforma Netflix y que se enfoca en uno de los deportes más populares...