A punto de ingresar a una nueva etapa de la cuarentena, se supone que más flexible y soportable, el Presidente tiene que empezar a gobernar. En especial, para evitar un nuevo avance de Cristina Fernández, quien parece cada vez más disconforme con su gestión y el desempeño de varios ministros. La nueva embestida, otra vez, sería contra el jefe de gabinete, Santiago Cafiero. Ni bien se declaró la pandemia, dirigentes de La Cámpora lo habían comenzado a atacar.

Tanto, que en una reunión de pocos, Alberto Fernández llegó a decir: si alguien quiere la cabeza de Santiago tendrá que pedir la mía también, porque yo me voy con él. Ahora insisten en pedir su cabeza. Cristina y La Cámpora son como un pacman, el videojuego del animalito que se va comiendo a otros, muy rápido y sin siquiera masticar. La vicepresidenta es insaciable. Ya no alcanza con un gabinete donde prevalecen sus fieles. Lo quiere todo. Ya no se conforma con no ir a la cárcel. Pretende que sus causas desaparezcan de un plumazo. Reclama que quienes la acusaron, sean fiscales, jueces, o periodistas que informan, terminen presos, solo por cumplir con su trabajo.

El único límite al delirante atropello de Cristina se lo está poniendo la sociedad. Si el jefe de Estado lo terminara de comprender, podría gobernar con menos condicionamiento y más libertad. Haciendo lo que piensa que es correcto. No sobreactuando para tranquilizarla ni complacerla. Distribuyendo el dinero a las provincias de manera equitativa, no para pavimentar el sueño de Cristina de transformar a Axel Kicillof en presidente y a su hijo Máximo en gobernador de la provincia de Buenos Aires. Cuanto antes, Alberto, se dé cuenta, mejor. De otra manera, va a terminar como Daniel Scioli. O peor que Daniel Scioli, si es que eso, en política, fuese posible.

COLUMNISTAS

Hiper Show

"The last dance": para los fanáticos del básket y de Michael Jordan

Por: Redacción

El último baile o The last dance es una serie documental que se puede ver en la plataforma Netflix y que se enfoca en uno de los deportes más populares...

Crónicas + Desinformadas

He visto un lindo pajarito

Por: Cicco

Adopté, en plena pandemia, un hobbie nuevo: dar de comer a los pájaros. Parece una tontera pero, de algún modo, me tiene absorbido en su inmensa capacidad de crear tramas...

Opina Deporte

La protesta y el deporte

Por: Pablo Llonto

Vengan de donde vengan los gestos por la democratización del deporte son bienvenidos. Es que si hay dos ámbitos donde la democracia y el respeto por los Derechos Humanos encuentran...

Actualidad

Rubinstein: "Hay que reforzar la comunicación en las maneras para prevenir el Covid19…

Por: Redacción

Ayer otra vez en la Argentina se marcó un nuevo récord de fallecimientos por coronavirus. El país atraviesa el peor momento de la pandemia y se espera que durante el...

La Política

Un límite para Cristina, para Máximo y para Alberto Fernández también

Por: Luis Majul

Juntos por el Cambio discute ahora los límites que le quiere poner a la prepotencia del gobierno. Es decir: los límites a la vicepresidenta Cristina Fernández, a Máximo Kirchner y...

Actualidad

Quirós: "La curva de contagios en la ciudad está horizontalizada"

Por: Redacción

¿La pandemia del coronavirus está cerca del pico en Argentina? Es la pregunta que se hace la comunidad ante los datos sobre contagios y fallecidos diarios. En especial es el...

Libros y Lecturas

Poesía medieval italiana

Por: Juan Terranova

Lunes. Mis hijos tomando el sol del invierno en el balcón hablan sobre el coronavirus. Mi hijo de seis años dice: “Al final parece que no pasó nada, pero sí...

Crónicas + Desinformadas

El oro siempre vuelve

Por: Cicco

Una vez, años atrás, de visita en Turquía, fuimos con un amigo local al casamiento de otro turco. Fue todo lo contrario a las bodas occidentales: de día, nadie bailó...