RADIO
en vivo
ABSTINENCIA DE ESCÁNDALOS
¿Dónde está Nazarena?

Nazarena Vélez en la Tapa de Playboy de Abril de 2008Por: Julián Gorodischer. La técnica de Nazarena funciona por oleadas: está hasta en la sopa y después no está. La pausa seguramente anticipa un retorno inminente y, como todo en ella, debe ser una estrategia calculada. Su salida temporaria es un buen momento para repensar el lugar que le toca en los medios. Entre las mujeres que entregan su privacidad, ninguna consiguió dirigirse al multitarget, a excepción de Nazarena. Ni Silvia Suller ni Moria Casán, previamente, pasaron la frontera de las revistas de “baja gama”. Nazarena, en cambio, es de amplio espectro. Basta ver su performance de 2008: fue tema para el diario Crítica de la Argentina que midió el Indice Nazarena de apariciones mediáticas, y tapa de la Playboy de abril; antes había sido personaje de la Rolling Stone y después volvió a la frase semanal que suele dedicar a la Paparazzi.

Hasta no hace mucho tiempo, las reinas de la chatarra disertaban sobre temas limitados (infidelidad, divorcio y autoelogio), ordenados en forma de chisme siguiendo el modelo de una novela rosa, y aplicaban a sus vidas mediáticas las categorías de “Niña pobre/ galán rico” (el romance que les garantiza ascenso social) o de “Hermanas enfrentadas” (en versiones cada vez más montadas de guerra de vedettes). Pero Nazarena nunca adhirió a esos moldes tradicionales que la TV prefijó para sus chicas. En el último tiempo entregó algunas innovaciones formales: sus participaciones consistieron, a veces, en un mero prólogo inconcluso, que llegó a indignar a la vieja guardia. Eso sucedió cuando en un almuerzo de Mirtha Legrand decidió limitarse a ser “prólogo”, y anunció “una noticia bomba” y dejó con las ganas. La Señora le cuestionó la promesa incumplida que se le tolera a la política pero no a la farándula. 

Otra diferencia con las otras es que Nazarena hace cosas “de a uno”. No le gusta el 2 de las guerras con pantalla dividida, ni el 3 de los que se separan y se juntan al otro día, ni el 4 de los elencos enfrentados a otro elenco cuando el escándalo es “de grupo”. El género de Nazarena es el monólogo emocional con inspiración libre en el melodrama, quebrada por la risa o el llanto, anteponiendo la intensidad a la verosimilitud. A veces todas las emociones acuden al mismo tiempo, haciendo presente el “estado alterado”. Es cierto que la televisión siempre se mostró receptiva a “la desequilibrada” pero antes una caída del balcón de Alejandra Pradón o una complotadora en Gran Hermano eran cosas que el rating y los panelistas se tomaban muy en serio. Hasta la risa compulsiva de Silvia Suller era parte de la tragedia de “la enajenada”. Nazarena dio vuelta la exposición del drama, que se llenó de risas tentadas y pucheritos y se convirtió en un verdadero desafío para el verosímil televisivo. Lo puso a prueba, también, batiendo el récord de incidentes, separaciones, peleas y descompensaciones que puede tolerar un ser humano en pocos días.

A Nazarena no le importa que su especie requiera una “adaptación” y entonces aplica a sus enamoramientos, sus divorcios, sus cambios de empleo estructuras atípicas que no incluyen personajes secundarios (como el clan Suller o el clan “Moria”), con preferencia por la autoironía y hasta la mención a cómo construye su propia trama (con repetidas alusiones a “su personaje”). Llevó a primer plano la información que otras chicas directamente excluían de sus performances: después de Nazarena, conductores y panelistas podrían pasarse horas de programa debatiendo el robo de una billetera, o tal vez su baja “en la presión sanguínea”. Los hilos de sus puestas, sobre todo cuando se aplican a escándalos de vida cotidiana, remiten al vetusto ZAP TV que ya, en 2002, se jactaba de montar exabruptos, pero eso fue hace mucho y se sabe que en la televisión sólo es cuestión de reciclar para que parezca nunca visto. 

{moscomment}

COLUMNISTAS

Libros y Lecturas

El lector fantasma

Por: Juan Terranova

Lunes. El inútil de la familia no es el lector, el inútil es el escritor. Martes. Este año cumplo cuarenta y cinco años. Ya soy largamente más viejo que Roberto...

Crónicas + Desinformadas

El carnaval no me gusta

Por: Cicco

Ni pomo. Ni murga. Ni fascinación por la carroza. Ni hechizo por las lentejuelas. Nada de nada. El carnaval no me gusta, nunca me gustó y cada vez que se...

Actualidad

¿Qué es la ludopatía y cómo se puede tratar?

Por: Redacción

El 17 de febrero fue el día del Juego Responsable que se instauró para prevenir y concientizar sobre la ludopatía o el juego compulsivo, que es una problemática que afecta...

Opina Deporte

¿Relanzamiento?

Por: Pablo Llonto

Triste radio, radio Rivadavia. Esta semana la parafernalia publicitaria anunciaba la nueva etapa de la emisora que aún pretende el renacimiento de la 630. Bajo el mote de relanzamiento en realidad...

Actualidad

Berensztein: "El presidente cree en la política y el diálogo y es un elemento para de…

Por: Redacción

¿Cuáles son las claves del momento político del país? ¿Cuáles son los mayores obstáculos políticos que debe atravesar Alberto Fernández y el Frente de Todos? ¿Cómo se pueden analizar las...

Libros y Lecturas

María Elena y la ética del estrangulamiento morboso

Por: Juan Terranova

Lunes. El sábado a la una de la mañana entré en una sala de cine de Belgrano para ver 1917. Me gustó. Una película “como las de antes”, cine clásico...

Mundo Cine

Parásitos y parasitosis

Por: Javier Porta Fouz

En las redes sociales, como suele suceder, prolifera la queja canchera de la queja canchera de la queja canchera. Una de esas quejas cancheras exponenciales fue, esta semana, la de...

Hiper Show

La nueva edición de Leer y Comer será en Abril de 2020

Por: Redacción

Ya están confirmadas las fechas. El sábado 18 y el domingo 19 de abril de 2020 se llevará a cabo la edición número 13 de Leer y Comer, la única...