TODO PASA POR LA PANTALLA CHICA
Argentina Teledependiente

Pablo EcharriSusanaMirthaPor: Osvaldo Bazán. Todos quienes seguimos de cerca los avatares televisivos hemos advertido hasta el cansancio sobre el riesgo que implica una televisión que sólo habla de la televisión misma. La pantalla como reflejo ad infinitum de los reflejos de la pantalla. Las veinte mil veces que vimos a Narciso Ibáñez Menta apagar el incendio de su torta de cumpleaños en la mesa de Mirtha Legrand. El día en que Guido Süller le dijo a Oggi Junco: “Te operaste para parecer Beatriz Salomón y terminaste siendo el hipopótamo de Pumper Nic”. El breve set de trompadas imperfectas entre Samid y Mauro. Susana preguntando si los dinosaurios estaban vivos. En fin, los cien momentos televisivos que cualquier argentino, con el mínimo de cultura de la pantalla, lleva encima.

Una televisión que sólo habla de la televisión hace que el mundo del espectador sea cada vez más chico, reduce la cabeza a las 24 pulgadas y todo termina ahí. Es cierto, el espectador podría superar con su curiosidad propia la falta de curiosidad del medio. Pero eso, ya sabemos, no ocurre. No sé si es por culpa del aparato, pero está bastante claro que el público tiene muchas veces la televisión que se merece.

Pero ahora la cosa se ha ido complicando de manera exponencial.

No sólo la televisión es teledependiente. Casi no hay programa de radio exitoso que no esté conducido por alguien que está o estuvo en televisión. La vieja magia del oyente que no conocía el rostro de quien le hablaba y se enamoraba ciegamente de Norberto Suárez o Nucha Amengual mutó por una necesidad enfermiza de conocer la cara de quien está hablando. Las mañanas radiales tienen a Santo Biasatti, a Luis Majul, a Dady Brieva, a González Oro, a Mario Pergolini, a Mónica y César. Todos, algunos más, algunos menos, con paso televisivo. Eso por no hablar de los comentarios sobre televisión que matizan todas las transmisiones y se convierten en materia excluyente en muchos casos.

Al teatro comercial le está pasando lo mismo. Exceptuando las comedias musicales, los espectáculos para el gran público en el teatro son tributarios de programas de éxito. Bailando y Patinando y Cantando y Nadando y todos los gerundios posibles son una generadora insuperable de subproductos teatrales. Las chicas se pelean, los jurados se pelean y todo pasa directamente al escenario. Hasta los teatros oficiales se convierten en teledependientes al buscar afanosamente actores de éxitos televisivos para sus elencos.

Lo mismo ocurre en el cine argentino que también se ha vuelto absolutamente teledependiente. No hay película que tenga aliento popular que no incluya al menos en su pareja protagónica a actores conocidos de la tele. Y si no los tiene, es porque renunció de entrada a ser vista por el gran público. “La gente” sólo parece aceptar ir al cine a ver películas argentinas si en la pantalla grande aparece gente que ya conoce de la pantalla chica.

La industria discográfica se mantiene gracias a éxitos que vienen de la televisión: Patito Feo, Casi Ángeles, Son de Fierro, Gran Hermano, todos tienen sus discos en la calle.

Si no está en la tele, no existe.

Y así, millones de argentinos sólo “existen” como enojados usuarios de trenes que no funcionan, como inundados dependientes de la caridad –otra vez- televisiva, como llamadores compulsivos que le cumplirán el sueño a la cieguita de turno, dejándole los treinta centavos más iva…a la televisión.

Cine, radio, música, teatro, todo depende de la televisión. Hasta la televisión. ¿No nos habremos excedido un poco?

Opiná sobre esta columna en nuestro libro de visitas

COLUMNISTAS

Actualidad

¿Qué aprobación tienen los principales referentes políticos en el contexto de pandemia?

Por: Redacción

Hace más de cuatro meses que la pandemia ha determinado en el país un escenario de crisis y emergencia. En ese contexto algunos temas han quedado superados por otros, y...

Mundo Cine

La santísima trinidad del cine político en el siglo XXI (Parte 1)

Por: Javier Porta Fouz

Hay gente que afirma que el cine de estos últimos años tiende a eludir enfrentarse a su tiempo, a sus problemas, a sus encrucijadas políticas y de otros órdenes, que...

Hiper Show

"The last dance": para los fanáticos del básket y de Michael Jordan

Por: Redacción

El último baile o The last dance es una serie documental que se puede ver en la plataforma Netflix y que se enfoca en uno de los deportes más populares...

Crónicas + Desinformadas

He visto un lindo pajarito

Por: Cicco

Adopté, en plena pandemia, un hobbie nuevo: dar de comer a los pájaros. Parece una tontera pero, de algún modo, me tiene absorbido en su inmensa capacidad de crear tramas...

Opina Deporte

La protesta y el deporte

Por: Pablo Llonto

Vengan de donde vengan los gestos por la democratización del deporte son bienvenidos. Es que si hay dos ámbitos donde la democracia y el respeto por los Derechos Humanos encuentran...

Actualidad

Rubinstein: "Hay que reforzar la comunicación en las maneras para prevenir el Covid19…

Por: Redacción

Ayer otra vez en la Argentina se marcó un nuevo récord de fallecimientos por coronavirus. El país atraviesa el peor momento de la pandemia y se espera que durante el...

La Política

Un límite para Cristina, para Máximo y para Alberto Fernández también

Por: Luis Majul

Juntos por el Cambio discute ahora los límites que le quiere poner a la prepotencia del gobierno. Es decir: los límites a la vicepresidenta Cristina Fernández, a Máximo Kirchner y...

Actualidad

Quirós: "La curva de contagios en la ciudad está horizontalizada"

Por: Redacción

¿La pandemia del coronavirus está cerca del pico en Argentina? Es la pregunta que se hace la comunidad ante los datos sobre contagios y fallecidos diarios. En especial es el...