LA TELEVISIÓN, EL RATING Y LAS NUEVAS FORMAS DE MEDICIÓN
Noticias no entiende el minuto a minuto

Revista NoticiasPor: Osvaldo Bazán. Hice notas en periodismo gráfico sobre televisión. Hago en televisión esas cosas que el periodismo gráfico critica. Salté de un lado al otro del mostrador y no me siento traidor en ninguno de los dos terrenos, sabiendo que puedo ir y volver de acá para allá. Pero sé que es difícil tender puentes ahí donde sólo hay desconfianzas. Los de la gráfica creemos que los de la televisión vienen sólo formateados para el show, pegoteados con la inmediatez superficial más demagógica. Lo he escrito más de una vez. Los de la televisión creemos que los de la gráfica son envidiosos de las prerrogativas innegables que nos da la popularidad, que hablan de cosas que no les importan a nadie. Lo he dicho alguna vez.

Haciendo una leve autocrítica, habría que decir que ni tanto ni tan poco.

Pensé todo esto leyendo la nota “La psicosis del minuto a minuto” que Nicolás Mavrakis escribe en el último número de Noticias. La mirada del prejuicio (que más de una vez tuve y tiene que ver con que la tele suele ser fuente esquiva para informar seriamente sobre sí misma) tiñen las tres páginas de la crónica. Se “descubre” aquí que el rating determina lo que se ve. Cuando den los simpáticos autopremios Perfil, esta nota no debería ganar el de la originalidad. Sí, el rating determina lo que se ve. No hace falta el sistema minuto a minuto para saber, como “informa” la nota, que en los cortes de Susana Giménez de Telefé la gente cambia de canal y suele poner RSM de América TV. Pero tampoco es cierto que todo es en función del minuto a minuto. Y es en ese sentido en el que la nota pierde el eje. Está bueno y es necesario criticar el abuso desmedido de una herramienta de márketing pero es poco riguroso usar como ejemplo la presencia de Diego Maradona en Showmatch, como hace la nota de la revista. Debe haber sido la única vez que Tinelli no se guió por el sistemita y bancó a su invitado a pesar de los números. Además sabía que tenía enfrente un momento “importante” de Gran Hermano. Eso también se mide cuando se mira el minuto a minuto. La nota no lo toma en cuenta. Da la impresión de que el periodista no vivió desde adentro la situación y es una pena, porque habría mucho más para contar.

Hay un párrafo raro en la nota y que me toca de cerca: “Guinzburg logró que Silvia Süller confesara que ‘valgo $3000 pesos la hora’ aunque el rating marcó apenas 6,3 puntos. Tres veces menos que el lunes posterior a la muerte de Mario Mazzone, uno de sus panelistas. El programa sólo salió durante 2 minutos pero midió 17 puntos”. Como estoy muy orgulloso del trabajo que hago en Mañanas Informales, el programa del que se habla ahí, leí varias veces el párrafo para tratar de entender qué se decía. La primera información que me llamó la atención es la desinformación que lleva a la inclusión de la nota de Silvia Süller en un informe de minuto a minuto. El periodista no tomó el recaudo de averiguarlo pero la nota fue grabada tres días antes. Fueron cerca de quince minutos con una nota grabada, imposible cambiar nada por más minuto a minuto del que se hable. Eso no consta en una nota que promete descular “la psicosis del minuto a minuto”.

Pero además, ¿qué tiene que ver el minuto a minuto con el programa que no hicimos por el duelo por el compañero Mario Mazzone?¿En serio alguien pensó que en ese momento en que cerca de cincuenta personas en el estudio estábamos quebrados hubo un productor que miró la pantalla del rating? Todavía no sé si es sólo desconocimiento o es mala leche. ¿Qué deberíamos haber hecho para que Noticias no incluya el tema de la muerte de un compañero en una nota de minuto a minuto? Nada. Nos iban a criticar igual. El pico de rating es placentero para algunos productores pero nadie puede creer seriamente que el pico es la vida.

La nota no refleja ni de cerca el clima de locura, euforia o desazón que instaló el minuto a minuto en los trabajadores de la televisión argentina.  Una pena. Es una nota que queda por hacer.

Opiná sobre esta columna en nuestro libro de visitas

COLUMNISTAS

Hiper Show

"The last dance": para los fanáticos del básket y de Michael Jordan

Por: Redacción

El último baile o The last dance es una serie documental que se puede ver en la plataforma Netflix y que se enfoca en uno de los deportes más populares...

Crónicas + Desinformadas

He visto un lindo pajarito

Por: Cicco

Adopté, en plena pandemia, un hobbie nuevo: dar de comer a los pájaros. Parece una tontera pero, de algún modo, me tiene absorbido en su inmensa capacidad de crear tramas...

Opina Deporte

La protesta y el deporte

Por: Pablo Llonto

Vengan de donde vengan los gestos por la democratización del deporte son bienvenidos. Es que si hay dos ámbitos donde la democracia y el respeto por los Derechos Humanos encuentran...

Actualidad

Rubinstein: "Hay que reforzar la comunicación en las maneras para prevenir el Covid19…

Por: Redacción

Ayer otra vez en la Argentina se marcó un nuevo récord de fallecimientos por coronavirus. El país atraviesa el peor momento de la pandemia y se espera que durante el...

La Política

Un límite para Cristina, para Máximo y para Alberto Fernández también

Por: Luis Majul

Juntos por el Cambio discute ahora los límites que le quiere poner a la prepotencia del gobierno. Es decir: los límites a la vicepresidenta Cristina Fernández, a Máximo Kirchner y...

Actualidad

Quirós: "La curva de contagios en la ciudad está horizontalizada"

Por: Redacción

¿La pandemia del coronavirus está cerca del pico en Argentina? Es la pregunta que se hace la comunidad ante los datos sobre contagios y fallecidos diarios. En especial es el...

Libros y Lecturas

Poesía medieval italiana

Por: Juan Terranova

Lunes. Mis hijos tomando el sol del invierno en el balcón hablan sobre el coronavirus. Mi hijo de seis años dice: “Al final parece que no pasó nada, pero sí...

Crónicas + Desinformadas

El oro siempre vuelve

Por: Cicco

Una vez, años atrás, de visita en Turquía, fuimos con un amigo local al casamiento de otro turco. Fue todo lo contrario a las bodas occidentales: de día, nadie bailó...