RADIO
en vivo

narda lepes

Por Cicco. Una semana atrás, una ola de periodistas y cibernautas enfurecidos, puso el grito en el cielo y luego, como corresponde, en la red, protestando por el mal gusto que había tenido la cocinera Narda Lépez, a quien queremos mucho, en subir la foto de una cabeza de cerdo en su cacerola. Se la veía, plácida, flotando con su hocico de enchufe. Y ellos, enojadísimos. Pero el Asesino Serial expresa su adhesión entusiasta y convencida a Narda por razones que, ahora, se enterará.

 

Oh, qué tremendo una cabeza de cerdo. Y lo que es peor, dentro de una cacerola. ¿A quién se le ocurre? Dios mío. Hay que tener mal gusto, eh. Uf. Uno está tranquilo, comiendo su porción de carne, limpia de todo rastro de origen, y viene una señora mal educada con una foto a traernos una cabeza horripilante de cerdo a la cocina y subirla a su página de Instagram. Pero criticar a Lépez, es una forma de ceguera. El último tabóo que nos queda a los argentinos: el de saber realmente aquello que comemos.

No sólo Narda se hizo célebre y reconocida por lo copado de sus platos –como podrá ver por el adjetivo “copado”, el que aquí escribe domina poco el mundo gastronómico-. Además, le puso música y onda a esos programas soporíferos culinarios de tevé. Escribió buenos libros, de lujo, didácticos, serviciales. Pero nunca se mandó la parte. Ni posó de chef estrella. Y, lo que más nos gusta de ella, es que fue la primera en recordarnos que, más allá de lo lindo de la presentación del lomito, o el corderito patagónico, el ser humano no deja de ser un animalito comiendo otros animalitos, más bonitos que él. Y más inocentes, claro. Así fue cómo Narda nos acostumbró a que, siempre que podía, metía un paneo o una foto que ilustraba en dónde comenzaba todo su plato: en un animal muerto. Pero claro, los cibernautas y periodistas ultrasensibles, piensan que todo esto obedece al mal gusto. A un aspecto bizarro de Narda en pos de cagarse en su público y, por así decirlo espantar giles. Pero en el fondo, ella nos hace un favor: nos recuerda que, para llenarnos la panza, alguien debió sacrificar su vida. Y esto que puede sonar oscuramente perverso. En verdad, ayuda. Toda esa gente que vive como si estuviera muerta. Que piensa que la vida viene servida en bandeja, a punto y ya especiada. A todos esos pánfilos que hay que sacudirlos con imágenes de cabezas de cerdo a la cacerola, para que sean, al fin, agradecidos. A aquellos que aún creen que la bondiola, o el carré o el bife mariposa es el fruto de un árbol que acepta, agradecido, que le descarguen el peso de sus ramas para seguir creciendo. A todos esos, gente de gran estómago, y poco aguante, cuánta falta les hace gente como Narda. Es por eso que la queremos tanto.

COLUMNISTAS

Mundo Cine

La singularidad como refugio

Por: Javier Porta Fouz

Conozco a Quintín personalmente desde hace más de veinte años, y lo leo desde hace casi treinta. En ambos aspectos esta relación ha tenido cercanías, lejanías y frecuencias oscilantes. Pero...

Actualidad

Sorba: "En el mundo hay cinco tipos de pizza y una es la de Buenos Aires"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Sin lugar a dudas la ciudad de Buenos Aires es uno de los lugares del mundo que cuenta con la mayor cantidad y calidad de pizzerías. A...

Crónicas + Desinformadas

Las lecciones de Elena Cruz

Por: Cicco

Los medios asignaron un espacio modesto, apartado y tal vez, pudoroso para anunciar la muerte de la ex legisladora y actriz Elena Cruz. Tenia 93 años. Había filmado pelis con...

Actualidad

Di Marco: "Todo lo que te pasa en la infancia te queda muy marcado"

Por: Redacción

(Archivo Entrevistas 2019) Laura Di Marco es una destacada periodista y escritora que ha desarrollado una extensa carrera en el Diario La Nación y que desde hace algún tiempo forma...

Hiper Show

Todo el periodismo de investigación en Pendientes (segunda temporada) por América

Por: Redacción

Hoy sábado 11 de enero a las 22 30 hs por América TV, se estrenará el segundo capítulo de la segunda temporada de Pendientes, la serie de periodismo de investigación...

Libros y Lecturas

Váyanse, estoy leyendo

Por: Juan Terranova

Lunes. Soñé con una mesa que mi padre hizo en la década del noventa para una casa que teníamos en el bosque de Cariló. Cuando después de su muerte la...

Crónicas + Desinformadas

Todo el mundo quiere a Pepe Mujica, pero nadie lo imita

Por: Cicco

Ahora, Emir Kusturica acaba de potenciar aún más el mito con el documental, el Pepe, que ya se ve por Netflix. Y así, la vida del uruguayo Mujica, el más...

Opina Deporte

¿De qué hablan los periodistas en el verano?

Por: Pablo Llonto

Década nueva, año nuevo, periodismo viejo.