RADIO
en vivo

Además de ser la serie más vista de Netflix, Orange Is the New Black tiene otras virtudes: una estructura con flashbacks que permite ir descubriendo las historias de sus personajes, conflictos inherentes al universo femenino que a los hombres nos resultan fascinantes y con los que las mujeres se sienten identificadas (y por qué no viceversa), un humor que aliviana aún los momentos más feroces y, sobre todo, un reparto de actrices que forman un coro de personajes que brilla parejamente.

Pero lo que nunca me gustó de la serie de Jenji Kohan (y era un vicio que ya estaba, aunque no tan extremado, en su creación anterior, Weeds) es que parece que sus mujeres tuvieran la obligación de ser demasiado buenas. Aún siendo todas presidiarias, sus delitos siempre están justificados: Miss Claudette mató a un tipo porque abusó de una chica; Red no fue la responsable de haberse relacionado con la mafia rusa, sino su marido; Taystee traficó drogas obligada por su madre adoptiva; Nicky se hizo adicta a la heroína porque fue abandonada de chica. Y así.

Desde un punto de vista puramente artístico, este artificio molesta por repetido. Pero hay algo peor. Da la sensación de que esas mujeres no pueden darse el lujo de ser villanas porque sí. Si pensamos que fue un personaje como Tony Soprano quien dio inicio a la edad de oro de la televisión, un tipo que cometía los delitos más aberrantes y aún así nos resultaba simpático, suena injusto que ni siquiera en una serie escrita por mujeres y que se ocupa de temas femeninos y feministas, las chicas puedan tener la libertad de ser malvadas sin razón.

Creo que por eso es tan refrescante GLOW, la nueva serie de Netflix que tiene en Jenji Kohan a una de sus productoras (las otras son Liz Flahive, Carly Mensch y Tara Herrmann). En el primer capítulo, la protagonista Ruth Wilder (Alison Brie) tiene sexo con el marido de Debbie (Betty Gilpin), su mejor amiga. Ruth no se lo cogió a Mark (Rich Sommer) porque se sentía sola, o porque tenía una cuenta pendiente con su amiga, o porque él la manipuló: simplemente estaba borracha y un poco caliente. Claro que esto no está tipificado en el código penal, pero con ese acto de traición, ya resulta un personaje mucho más profundo, libre y contradictorio que el de todas las presas de Orange Is the New Black.

GLOW cuenta la historia real de las Gorgeous Ladies of Wrestling, un grupo de luchadoras estilo Titanes en el ring que existió en los Estados Unidos en los '80. Y no es casual que Ruth termine interpretando (en la ficción dentro de la ficción) a la villana Zoya the Destroya, una luchadora rusa defensora de la Unión Soviética y el régimen comunista. GLOW busca seguir el camino del éxito de Orange Is the New Black con un elenco extenso formado por personajes femeninos diversos, pero se anima a dotarlos de características negativas. Y logra que, a pesar de eso, sean encantadores.

COLUMNISTAS

La Tele

Culell: ""El Marginal 2" repite el éxito de la primera temporada que generó…

Por: Redacción

El último martes se estrenó en la TV pública la segunda parte de la serie argentina "El marginal 2", cuya trama sigue a varios personajes que comparten los días en...

Actualidad

Spotorno: "Con alta inflación, no salta el desempleo pero baja el salario real"

Por: Redacción

El desempleo ha sido una problemática que a lo largo del tiempo en mayor o menor medida ha persisitido en la Argentina, desde el regreso de la democracia a la...

Actualidad

Di Pace: "Si el dólar se mantiene, en agosto podría desacelerarse la inflación"

Por: Redacción

Ayer se conoció el índice de inflación de junio (3,7 por ciento) que fue el más alto de los últimos meses. Un dato que forma parte de un escenario económico...

Crónicas + Desinformadas

Teoría conspiracionista del momento: ¿Somos ganado de los alienígenas?

Por: Cicco

Con motivo de la Rural de Palermo, déjenme contarles una de las teorías conspiracionistas más deliciosas y por qué no vacunas de los últimos tiempos. Tal vez, sea cierta. Tal...

Actualidad

¿Cómo debería ser el camino para encontrar nuevo DT de la selección?

Por: Redacción

Luego de 40 días en Rusia para cubrir el mundial de fútbol para diferentes medios (Radio Berlín, entre ellos), el periodista Matías Palacios inició el camino de regreso a su...

Opina Deporte

¿La final, o el final de la TV Pública?

Por: Pablo Llonto

A la desinfomación abundante que día tras día se apropia de la TV Pública, Radio Nacional y todos los medios que maneja el gobierno, sólo le quedaba como última prueba...

Actualidad

Finalizado el mundial, ¿qué dicen las primeras encuestas sobre el escenario político?

Por: Redacción

Aún falta más de un año para las elecciones de 2019; sin embargo y aunque ninguno lo quiera reconocer, la carrera electoral hacia las presidenciales ya comenzó. Finalizado el mundial...

Actualidad

Fabbri: "Bélgica fue el equipo con el fútbol más vistoso del mundial"

Por: Redacción

Ayer terminó el mundial y todos observan al gran campeón que es Francia. Ahora llegó la hora de un análisis más general y de la mirada detallada sobre los aciertos...