RADIO
en vivo

De todas las modas tontas –que de por sí ìntrínsecamente toda moda es tonta- la más demencial, sin dudas, es el tattoo. Y esta costumbre que debió permanecer sólo reservada al rubro de los piratas y, si se lo permite, a algunos tumberos, creció, se expandió y se multiplicó hasta límites insospechados. Y, dígamoslo ya, preocupantes.

Hasta hace unos años atrás, podía tolerarse y hasta sentir piedad por el amigo que venía con una guarda tatuada en un bíceps junto a su explicación: “Me hice un tribal”. Y lentamente, mientras el tattoo en piel crecía, también iba perdiendo su significado.

El varón argentino se tatuó a Boquita, a su vieja, la firma del Diego, y arremetió con frases en el cuerpo que, creyó él, eran muy ocurrentes tomando el resguardo de traducirlas a idiomas remotos para que sonaran misteriosas y lejanas sin dejar de ser sonoramente pelotudas –escuché muchas historias de tattoos con errores ortográficos y de traductores que dieron vuelta las frases para que los tatuados llevaran cualquier cosa, convencidos de que su frase era lo más-.

En los últimos años, al tatuadismo en sangre se sumaron las mujeres que, antes tenían la delicadeza de tatuarse delfines minúsculos o Mickey Mouse siempre pequeños y modestos y, creían ellas, coquetos. Pero ahora, vaya a saberse si disparados por Lady Gaga, se han volcado al tatuaje a gran escala, desparramado e inaudito. En la ciudad, así como no existe muro sin pintada, no hay brazo femenino sin tatuar. Le meten ahí de todo: flores, guardas, pistolas, espinas, caripelas. Normalmente, son chicas de menos de 40, a quienes los brazos aún le tiran firmes y esto hace que la flor se luzca en todo su esplendor, la pistola fulgure con sus balas de platas y las espinas parezcan lo suficientemente espinosas. Pero al cabo de los años, pasados los 50 diremos, excepto que sean Cahty Fullop las cosas se ponen un poco blandas. Y la piel, que antes era un papel tirante y fiel, ahora empieza a parece más de la gama del papel de filtro y el higiénico, sin ánimos de ofender a nadie. Las caripelas se estremecen un poco, las espinas no pinchas y las rosas se fruncen como ante la llegada de la primera helada.

Yo entiendo que la gente que se mete a tatuarse busca algo que dure para siempre y busca sentirse único y especial mientras se agolpa en la línea D en hora pico, pero el precio, tarde o temprano, que se paga por ello es demasiado alto. Y sumarle a las arrugas el paisaje desolador de una pistola oxidada y un jardín de rosas transformado en yuyos y baldìo, es mucho pedir.

Dejemos la piel al desnudo que es tan bella. Y si quieren tattoo, cómprense un Bazooka que, además, vienen con horóscopo.

COLUMNISTAS

Opina Deporte

¿Dónde hay un periodista en el Mundial?

Por: Pablo Llonto

Pobre el pueblo argentino. En estos tiempos de sufrimiento, llegó la otra condena: la que suele repetirse cada cuatro años cuando transitan las horas mundialistas y entonces no queda otra...

Actualidad

Las medidas de Caputo para tranquilizar al dólar y los mercados

Por: Redacción

Hoy comenzó una semana clave para la economía y las finanzas del país. Luego de varias semanas con marcadas subas del dólar, que motivaron el cambio del presidente del Banco...

Actualidad

¿Qué fallas tuvo la selección ante Islandia?

Por: Redacción

El empate de Argentina ante un equipo débil como Islandia, en el debut del conjunto de Sampaoli en la Copa del Mundo, de ninguna manera cumplió las expectativas de la...

Actualidad

Julio Bárbaro y Fernando Iglesias en La Cornisa

Por: Redacción

Hoy en la emisión de La Cornisa TV se analizó la compleja situación política y económica que atraviesa el país. Del debate participaron, entre otros, el diputado de Cambiemos, Fernando...

Libros y Lecturas

Diario de lecturas 318

Por: Juan Terranova

Lunes. Ayer vi Village of the damned, la remake que hizo Carpenter en el 95. Me gustó mucho. Muy bien narrada. La historia es clara y las actuaciones, precisas, pero...

Actualidad

El dólar, las Lebacs y el confuso laberinto de la economía

Por: Redacción

Ayer el Gobierno Nacional anunció la designación de Luis Caputo como nuevo presidente del Banco Central en reemplazo de Federico Sturzeneger. A su vez definió nuevas estrategias generales para el...

Actualidad

Y se largó en Moscú el Mundial Rusia 2018

Por: Redacción

Hoy por la mañana, el periodista Matías Palacios en Moscú y en conexión directa con Radio Berlín, desde el estadio de apertura del Mundial Rusia 2018 expuso sus impresiones sobre...

Actualidad

Un primer análisis político sobre la media sanción de la legalización del aborto

Por: Redacción

Hoy por la mañana luego de una sesión de más de veinte horas, los diputados nacionales aprobaron la media sanción de la ley por la despenalización y legalización del aborto...