RADIO
en vivo

Crónicas + Desinformadas

De todas las ternas del Nobel –seis en total-, la que más dolor de cabezas le debe traer a la academia de sabiondos que los entrega, es, sin dudas, el galardón de la Paz. Porque un Nobel de Literatura podrá, después de una carrera exquisita e innegable, pifiarla con algún libro malísimo. O tal vez un Nobel de Física no logre embocarla con un descubrimiento feliz tras recibir diploma, medalla y los, en algunos casos, 874 mil euros que significan el Nobel. No hay mayor peligro en eso. E incluso, si a alguno de ellos les sobreviene la muerte, es comprensible. Puede suceder. Más allá de que algunos puedan señalar que ese Nobel en cuestión ha llegado un poquitín sobre la hora. Pero somos humanos, por más academia Sueca que sea.

Más allá de que a uno pueda parecerle una burrada y un pifie que se calce un pasamontañas para entrevistar al líder Mapuche en pleno noticiero, hay que bancar a Nico Repetto. ¿Por qué dirá? ¿Por qué simpatizar con un conductor que ya viene de otra tomada de pelo al ser argentino, cuando compiló en un tape al voleo de la crisis del 2001, que él vivió en pleno año sabático en Europa, yendo en moto, melena al viento con su bella esposa? ¿Por qué hay que bancar a periodistas como él –porque es un periodista, mal que le pese a muchos-, habiendo tanto colega reconcentrado, atinado y siempre con un discurso ambientalista, integrador, medido y sensato? ¿Por qué poner la espalda por este loco, que baja línea enfocada a una doña Rosa que, nos parece, es más cajetilla que la otra doña Rosa, y vive en Libertador y Tagle? ¿Por qué dirá, con razón, por qué soportarlo y darle un “me gusta” moral?

Los grandes cuando caen, lo dice el dicho, hacen más ruido. Johnny Depp, una de las estrellas mejor pagas de Hollyood, viene más que como estrella, como cometa en picada. A su divorcio millonario ahora se le suma una demanda millonaria de sus abogados que administraron durante años sus finanzas y que advierten que Johnny está descocado. Tal descoque lo llevó a vender mansiones y hasta su yate queridísimo en el que albergó con cariño y mariscos a Brad Pitt y Angelina Jolie, cuando la pareja era todo amor –le costó 18 millones más 350 mil en mantenimiento-.

Ni gay ni bisexual. Ni amante de las drogas. Ni vegano. Ni yuppi, ni hippie, ni millennian ni alternativo. Ni generación X. Ni metro sexual. NI macho alfa ni loser. Normal, un tipo normal.

Por si alguien aún no se dio cuenta, falta una semana para septiembre, y este año, del frío ni noticias. Apenas dos días de helada matinal y frío en las manos. Dos días de campera y saquito. Pero, por lo demás, el invierno no existió.

No sé usted, pero a la hora de colocar el voto, el mío obedece cada vez más a razones puramente intuitivas. La cara del candidato. Algún gesto de, creo yo, autenticidad. Una respuesta que parece medianamente sensata y fuera de libreto.

Es el capo de todos los capos de la motivación. Nadie como él puede convertir el drama en músculo. El obstáculo en trampolín. Se llama Tony Robbins, parece Arnold Swarzenegger, y a sus seminarios asiste gente de todo el planeta -200 mil al año-, son doblados en vivo y entre sus clientes estuvo, alguna vez, Nelson Mandela, Lady Di y la mismísima Madre Teresa. Su mayor logro es un seminario de una semana, que dicta una vez al año cuesta cinco mil dólares: Cita con el destino. Y que tras décadas de celebrarlo, fue, por primera vez, filmado en un documental irresistible que muestra a Robbins en acción: “No soy tu gurú” –lo puede ver en Netflix-. Tony putea, hace chistes, empuja al límite a los participantes, y todo sin perder la sonrisa. Lo que otras terapias tardan años en lograr, Tony dice que, puede obtener los mismos resultados en menos de un día. Ver para creer. “A veces hay gente que tarda diez años en hacer un descubrimiento, sin embargo ese descubrimiento sucede en un instante. En mis talleres la gente puede tener muchos descubrimientos de esa clase, descubrimientos ilimitados”, promete a los asistentes.

Tiene todos los ingredientes de una serie policial copada. Una conspiración. Un misterio. Traiciones, romances. Un toque paranormal para darle vuelo. Me tragué, sediento, los diez episodios de la primera temporada de Pulsaciones en lo que corre un fin de semana y entendí que esta es una de las mejores series españolas policiales de todos los tiempos. Me animo a decir esto especialmente porque, si mal no recuerdo, no he visto ninguna otra serie policial made in España. Así que: ¿qué más puedo decir al respecto, no?

Durante años fui el biógrafo frustrado de María Amuchástegui. Digo frustrado porque nunca pude plasmar un libro. Así que, en fin, más que frustrado diría fracasado.

Reconozco que los quise, y quién podía resistirse a quererlos. Divertidos, obedientes, laburantes, los Minions eran un amor. Parecían un reflejo del comunismo, pero con una pizca de joda y pachanga. Todos iguales y a la vez, todos distintos y sirviendo al amo del mal.

COLUMNISTAS

Crónicas + Desinformadas

¿Qué pasa cuando el Nobel de la paz no es tan pacífico?

Por: Cicco

De todas las ternas del Nobel –seis en total-, la que más dolor de cabezas le debe traer a la academia de sabiondos que los entrega, es, sin dudas, el...

Actualidad

Rodolfo Santangelo sobre déficit fiscal, Lebacs y reactivación económica

Por: Redacción

El consumo de energía ha subido de manera considerable en los últimos meses y para algunos especialistas ese es un signo de mejora económica. Sin embargo, también hay muchos analistas...

Actualidad

Torres Lépori desde México: "Los trabajadores humanitarios están trabajando sin desca…

Por: Redacción

Ayer México sufrió un devastador terremoto que ocasionó la muerte de más de 240 personas y el derrumbe de decenas de edificios. Morelos y el Distrito Federal son las zonas...

Actualidad

Soledad Acuña sobre colegios tomados: "Queremos abrir una nueva instancia de diálogo…

Por: Redacción

Más de 30 colegios secundarios de la Ciudad de Buenos Aires se encuentran tomados por los estudiantes desde hace 11 días. El motivo de la medida es el rechazo a...

Opina Deporte

La Selección para las minorías privilegiadas

Por: Pablo Llonto

Si hay algo que se confirma en estos días, es el enorme daño que en todos los aspectos se les hace a los sectores más desprotegidos de la sociedad.

Actualidad

¿Qué dicen las encuestas en el relanzamiento de las campañas?

Por: Redacción

El último fin de semana se relanzó la campaña política de cara a las elecciones de octubre, y ya hay varias encuestas que exponen datos y tendencias sobre posibles resultados...

La Política

Las mentiras de Cristina tienen patas muy cortas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista Comercial) Cristina Fernández le mintió una y mil veces a Luis Novaresio. Pero hubo una mentira flagrante: la que afirma que ella siempre declaró...

Actualidad

Luis Novaresio en La Cornisa

Por: Redacción

En la última emisión de La Cornisa TV, el periodista Luis Novaresio fue entrevistado por Luis Majul en un duplex en los estudios de América. En el mano a mano...